Mamá de La Casa de los Chinijos

Nos ha encantado que Teresa se haya cruzado en nuestro camino. Mi hijo conectó con ella desde el primer día. Y a mí me ha aportado la seguridad, confianza y tranquilidad de que todas las necesidades de mi hijo estarán cubiertas aunque yo no esté con él.

Desde el primer día vi que mi hijo era feliz en La Casa de los Chinijos. En resumen nos hemos reído mucho, disfrutado del espacio y disfrutado de pertenecer a esa gran familia durante este tiempo y digo esto porque aunque nuestro paso fue breve, nos han hecho sentir que pertenecemos a la familia, y sé que eso no lo hubiera encontrado en otro lugar.

Raquel.